Estratega Sin Querer

Estratega sin querer

Hoy os quiero dar un ejemplo de cómo podemos somos capaces de aplicar una estrategia en nuestro día a día sin ser conscientes de ello.

Os pongo en antecedentes:

La verdad es que los últimos años no están siendo fáciles para nuestra amiga la Tierra: la llegada de una pandemia, volcanes que se despiertan y países que quieren imponer su ley trayendo consecuencias negativas para muchísimas familias. Ucrania y muchos inocentes se han visto sumergidos en una situación que a nadie nos gustaría tener que vivir, nunca.

Desde diferentes rincones se están poniendo en marcha acciones solidarias, ayuntamientos, centros escolares, incluso de forma individual. Todos, en diferentes ámbitos, estamos intentando acabar con este sin sentido contribuyendo, con lo que podemos.

De forma más concreta, en el centro donde estudian mis hijos, se llevó a cabo, a través de comunicaciones en los grupos de WhatsApp, Instagram y el correo electrónico, una iniciativa de recogida de ropa, mantas y medicinas.

El objetivo era recopilar todo el material en un punto del colegio y el día que se decidiese organizar la mercancía en cajas para poder cargar un camión con destino a la frontera.

Para ello, se reunió a personal voluntario (madres, profesoras y alumnas) dispuesto a organizar y preparar las cajas.

El día señalado, no os podéis imaginar cómo estaba el rincón de todo lo que se había conseguido recoger de forma totalmente altruista.

Cuando hay tempestad, SIEMPRE encuentras una mano que te ayuda a levantarte.

Cuando llegué junto con otro grupo de personas, pensé: ufff, ¡¡no sé cuándo vamos a poder terminar de colocar todo esto!!

Teníamos 2.5 horas hasta que sonara la sirena para que salieran del cole.

De repente, empezaron a venir niñas de las clases (cursos superiores) y el agobio fue al revés, ruido y un poco de caos.

El procedimiento era, agrupar la ropa por edades, las mantas y las medicinas para poder facilitar a su llegada la distribución.

De forma casi automática, nos repartimos en grupos:

  • Colocar la ropa por edades
  • Preparar las cajas
  • Llenar las cajas
  • Cerrar las cajas
  • Situarlas, cerradas en un sitio determinado

En casi una hora, lo teníamos todo preparado y listo para recogerlo.

Habíamos conseguido nuestro objetivo en un tiempo récord. Os puedo asegurar que fue increíble y digno de explicar tal y como lo estoy haciendo. Tener un equipo motivado y que se siente parte de un proyecto, es crucial. La productividad y el rendimiento es sorprendente.

El mayor activo que tiene cualquier negocio es su personal: 1,2, 15 o 300. Y es tarea de los lideres el hacer que eso pase.

Muchas veces, sin darnos cuenta, aplicamos estrategias que tenemos interiorizadas y que no nos damos cuenta. Aquí, fuimos capaces de organizarnos por grupos y hacer una cadena de montaje, donde cada uno, se situó allí donde sabía que era necesario y podía aportar.

¡GRACIAS! ¡GRACIAS! ¡GRACIAS!

Deja un comentario